El Candomblé se caracteriza por una espiritualidad profunda, marcada por la tolerancia y el compartir.
Este culto, un de los más antiguos de la humanidad, importado por los esclavos procedentes de África, todavía está presente en Brasil y particularmente en la región de Salvador de Bahía. El Candomblé se basa en la relación entre el hombre y la naturaleza. Todo el mundo está conectado a una divinidad en función del día de su nacimiento, como será confirmado más tarde por un Babalorixá o una Ialorixa (“sacerdote” o “sacerdotisa” del culto).

Ante esas divinidades llamadas Orixás, el adepto busca consejos y enseñamientos que le servirán en su vida diaria. Los Orixás tienen personalidad propia, y a cada corresponde unos elementos de la naturaleza, rasgos de carácter, un día de la semana, una piedra, un color y una herramienta que lo simboliza.

Varios elementos de la cultura bahiana están estrechamente relacionados con el Candomblé, como la capoeira (mistura de arte marcial con danza acrobática practicada originalmente por los esclavos), o el acarajé (“sándwich”, hecho de pasta de frijol frito en aceite de palma, el dendé, y relleno con diversos acompañamientos).

El panteón del Candomblé es bastante ancho, pero los Orixás descritos en continuación pueden ser considerados como los más presentes en la vida cotidiana de los habitantes de Salvador, la ciudad misma siendo bajo la influencia de las dos poderosas y bellas diosas Oxum y Iemanjá.

 

OMULU

Dios de la viruela y otras enfermedades; lunes es su día; sus colores son blanco y negro, su símbolo es un palo (xaxara) con cual sana a los enfermos.

 

EXÚ

Dios de las encrucijadas, de la sexualidad, de la relación entre los mundos material y espiritual; lunes es su día; sus colores son el negro y el rojo, su símbolo es un tridente (ogo).

 

OGUN

Dios de la guerra, del progreso y de los caminos; martes es su día; su color es azul marino, su símbolo es una espada de hierro (obé).

 

NANÃ BURUKU

Diosa de las aguas estancadas, fuente de vida sino también de muerte, considerada el Orixá más antiguo del mundo; martes es su día; su color es el malva, su símbolo es un palo de hojas de palma (ibiri).

 

XANGÔ

Dios del trueno y del relámpago, de la Justicia; miércoles es su día; sus colores son el rojo y negro, su símbolo es un hacha de doble hoja (oxé).

 

IANSÃ

Diosa de los vientos y de las tormentas; miércoles es su día; sus colores son el rojo y el negro, sus símbolos son una espada (adaga) y un crin de rabo de toro (eruexim).

 

OXOSSI

Dios de la caza, de la floresta y de la agricultura; jueves es su día; sus colores son verde y blanco, sus símbolos son un arco con una flecha (ofa) y un látigo de crin de caballo (erukere).

 

OXALÁ

El padre de todos los Orixás, representa la sabiduría y la armonía; viernes es su día; su color es blanco, su símbolo es un bastón (opaxoro).

 

IEMANJA

Diosa de la fertilidad, del mar y de los océanos; sábado es su día; sus colores son blanco, rosa y azul claro, su símbolo es un espejo de plata (adé).

 

OXUM

Diosa de las aguas dulces, de la belleza, la riqueza, del amor, es vanidosa y sensual; sábado es su día; sus colores son el amarillo y el oro, su símbolo es un espejo abanico (abebé).