Amantes de playas bonitas no quedarán decepcionados con Salvador, pues hay muchas y para todos los gustos. Pequeña con aguas calmas y limpias permitiendo nadar, dando hacía la baya, la playa de Porto da Barra es realmente encantadora y muy frecuentada por la populación de la ciudad, en particular el final de semana. Las playas de Ondina y Pituba, con fuertes olas son visitadas por surfistas; más al norte, la belleza de las playas de Itapuã fue plasmada en canciones por los más famosos artistas brasileños.

En automóvil, es igualmente posible ir hasta las magnificas playas del litoral norte de Salvador y aprovechar el día como por ejemplo en la paradisíaca playa de Guarajuba.

Finalmente, del otro lado de la Baya de Todos los Santos, las esplendidas y tranquilas playas de la Isla de Itaparica se encuentran fácil y rápidamente por ferry haciendo la travesía varias veces durante el día desde el puerto de Salvador, a pocos minutos del hotel (horarios disponibles en la recepción).